El nuevo conseguidor

Soria se entiende bien con Solbes. No es de extrañar. Para el Consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias esta buena relación, tan poco frecuente en quien tantos enemigos políticos y personales tiene, se debe a razones personales, coincidencias de veintipico años atrás cuando éste se preparó las oposiciones y el actual ministro formó parte de su tribunal. Personalmente, nos inclinamos más por la tesis de que Solbes ha sido sin dudas el mejor ministro de economía de la derecha en la democracia española.

Ya en su etapa en los gabinetes de Felipe González y feroz oposición de Aznar, el departamento de Economía, con el político alicantino a la cabeza, era el único que no recibía los embates populares; tal era la coincidencia con las líneas magistrales que Solbes dictaba desde el Ministerio por parte de las huestes aznarinas. Remite esto a una cuestión no poco importante que trasciende las minucias de los dos principales partidos españoles y que no dejaremos pasar en estas líneas: poca cosa hay de diferente en las líneas de actuación en materia de política macroeconómica de los partidos conservadores y socialdemócratas, europeos y mundiales: quizá matices, diferencias menores, mayor o menor control del gasto público (dentro de unos márgenes), una orientación más o menos social de los presupuestos (también sin grandes abismos),… pero en resumen, poca cosa. Todo lo demás no es sino ruido. La izquierda hoy no tiene proyecto económico alternativo y del que se surtió en el siglo XX, el Estado del Bienestar, hoy en crisis, era autor un liberal como Keynes, pero ése es otro tema.

Es por todo esto que se nota satisfecho a Soria yendo a hablar con Solbes, cómodo en su papel de “nuevo conseguidor”, una vez derrotado Mauricio. Así, el hombre se siente con fuerzas para poner encima de la mesa lo que la clase empresarial canaria le encomienda: la posibilidad de materializar los fondos de la Reserva de Inversiones Canaria (R.I.C.) en un sitio diferente que no sea el del lugar de producción. En otras palabras, que el dinero que debiera ser tributado en las islas puesto que en Canarias es donde ha sido generado a través de la actividad económica, pueda ser invertido en cualquier otro lugar, pongamos, Cabo Verde o Marruecos. A esto lo llama Soria “determinados conceptos técnicos [no] suficientemente claros” en el nuevo reglamento, ahora en fase de elaboración. No falta quien lo califica de evasión de impuestos, esta vez legalizada, eso sí. En política económica suele ser más conocido como desnacionalización o descapitalización de una economía, algo a lo que por principios un partido nacionalista, por ejemplo, Coalición Canaria, debiera oponerse estableciendo mecanismos dirigidos a la nacionalización de la economía insular. Todo esto suponiendo que Coalición Canaria tuviera principios, por supuesto. En cualquier caso, el “nuevo conseguidor” ya está aquí y llegó para quedarse.

 

Anuncios

~ por Josemi en Lunes 10 septiembre 07.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: