El Plan Ibarretxe y otras obviedades

El Plan Ibarretxe no es inconstitucional sino aconstitucional. Al menos en su primera fase. Se podrá considerar mejor o peor, oportuno o inoportuno, pero nada hay en la Constitución que prohíba a ningún presidente de Comunidad Autonómica, Diputación Provincial, Cabildo, Consell, Ayuntamiento, Pedanía, etc., consultar a sus ciudadanos acerca de una cuestión de interés general. Otra cosa es el carácter de dicha consulta, que siempre será consultivo -como su propio nombre indica- y nunca vinculante, al igual que sucede con los referéndums que pudiera convocar el Gobierno de España.  

Más. El Gobierno de España viene tratando mal a Canarias en los Presupuestos Generales del Estado desde tiempos inmemoriales y por supuesto, con el apoyo de Coalición Canaria. Ni Nueva Canarias ni Coalición tienen razón al glorificar o condenar respectivamente los actuales presupuestos. Están pensando, como suele suceder en la clase política, antes en cuestiones tacticistas y de propia supervivencia, que en la ciudadanía. Mejor harían en cuestionar al Gobierno de Zapatero por la escasa orientación social de los presupuestos, propaganda gubernamental aparte.  

Los planes del Gobierno de Canarias de incentivar la contratación de mano de obra autóctona mediante ayudas fiscales van dirigidos a los demandantes de empleo inscritos en las oficinas de empleo de las islas, independientemente de su lugar de nacimiento, y no exclusivamente a nacidos en Canarias. Toda la perorata que hemos tenido que leer en distintas columnas caracterizando la iniciativa de “racista y xenófoba” no es sino otra de las bravatas antinacionalistas que tanta insustancialidad le dan al pensamiento políticamente correcto en boga. Otra vez, se puede estar a favor o en contra pero no se puede tergiversar el hecho en sí.  

Diga lo que diga Santiago Pérez, Miguel Zerolo no puede chantajear al Estado con el independentismo porque ni Zerolo es independentista ni el Tribunal Superior de Justicia de Canarias es el Estado, sino una pequeña parte de él, en todo caso. Cuesta creer que Santiago Pérez crea, a su vez, que Zerolo trata de doblegar al Estado para evitar ir a la cárcel. Dice mucho de su propia confianza en la fortaleza del Estado, o por lo menos la Administración de Justicia. De todas formas, como todas las personas decentes, compartimos con el lagunero el deseo de que el alcalde santacrucero acabe donde tiene que acabar.   

Y otros que no son independentistas son los de El Día, a los que la estrategia empresarial de “la provincia de Tenerife para Coalición y El Día; la de Las Palmas para el Partido Popular y el Canarias7”, les está saliendo fenomenal en cuanto a número de ventas de ejemplares y visitas a la web. ¿O acaso alguien se creía el acné emancipador de Don Pepito usando de “tonto útil” a Cubillo?

Bueno, ya está, ya las he soltado: unas cuantas obviedades de ésas que a uno le gustaría leer y como no las encuentra por ningún lado, tiene que acabar escribiéndolas.

Anuncios

~ por Josemi en Martes 2 octubre 07.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: