López Aguilar, el rey sin corona

Recibo visita. Un buen amigo llega de Canarias a examinarse para unas oposiciones. Aunque me alegra su estancia, me asombra que todavía haya que venir a la metrópolis para estos asuntos. Además de ponerme al día en cuanto a asuntos sobre los que ya escribí en mi post “Una conversación” y que desmoralizan bastante, debatimos un rato acerca del mapa electoral canario a cuenta del Congreso Extraordinario del PSC. Se asombra irónicamente de un titular de prensa que dice que “López Aguilar se hace con el control absoluto del PSC”. “¿No lo tenía ya?”, me pregunta, socarrón. 

En realidad, la noticia hace referencia a la elección de Aguilar como Secretario General de los socialistas canarios, cargo que aún no ostentaba formalmente, aunque ejercía como tal desde hace ya algún tiempo. Le hago ver que esta elección no puede ocultar lo que todo el mundo sabe. Al no haber logrado arrebatar el gobierno a la UPN canaria, López Aguilar es visto como un valor desaprovechado desde Ferraz y es que el canario tiene difícil encaje: si lo ponen demasiado cerca de Zapatero, José Blanco se pone nervioso no sea que le mueva la silla; en Exteriores no hay hueco para él porque no tiene ni de lejos el prestigio internacional de Moratinos; en el banco de la oposición del Parlamento de Canarias, no sirve de mucho y, ahora que ya ha sido ministro, y que es el principal activo electoral del PSC para contribuir a la segunda victoria socialista, no se va a conformar con un simple escaño en las Cortes. 

Visto desde Canarias, la ausencia de líderes dentro del PSC es tal que Juan Fernando no es sólo la mejor opción, sino la única opción. Por tanto, el que Aguilar se dedique a teledirigir el partido desde Madrid y deje a un hombre de paja en el Parlamento canario para hacer la oposición debilitaría bastante la iniciativa política que ha venido tomando el PSC desde su misma llegada y que fue ratificada con unos buenos resultados electorales. El sucursalismo es así, claro que, obviamente, tanto Paulino como Soria se frotan las manos ante la perspectiva de que Aguilar se vuelva a Madrid y ellos puedan seguir señoreando su finca particular.  Comento con este amigo algo que me parece claro: no volverá a haber mayorías absolutas en Canarias. Con el sistema electoral actual y la consolidación del tripartidismo, el juego de alianzas dentro del Parlamento es bastante limitado. Si esto es así, y con la estrategia de López Aguilar que sitúa al PSC en una posición de aislamiento, sin poder pactar ni con CC ni con el PP, estamos de acuerdo los dos, no sé ustedes, en que las perspectivas de sentarse en el gobierno no son muy halagüeñas para los socialistas canarios.  

Y, concluimos, en este laberinto se halla metido el PSC y López Aguilar dentro de él. Como el niño Joyce en Retrato del artista adolescente exclama ante la visión de Parnell, el líder irlandés, “¡Parnell, Parnell! El rey sin corona de Irlanda”, así pueden quedar los que pensaron que López Aguilar sería el catalizador de la modernización canaria. Como en una ensoñación, sus esperanzas se desvanecerían con la definitiva marcha de aquél en quien depositaron sus anhelos. Es lo que suele suceder cuando esperas que sean otros los que resuelvan tus problemas: los reyes sin coronas acaban marchándose a donde están quienes pueden darlas.

P.S: Por cierto, ¡feliz día de la bandera!

Anuncios

~ por Josemi en Lunes 22 octubre 07.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: