De aritmética, contactos y sucursalismo

Retomamos el hilo de las próximas elecciones. Me soplan que hay contactos subterráneos y hasta submarinos entre PSC y NC para llegar a algún tipo de acuerdo de cara a la convocatoria de marzo. Paralelamente, además de con el PIL, aunque parece que esto ya está hecho, siguen los Romanov explorando la vía “Nacho González”, ese dechado de coherencia y transparencia política. Está claro que, a medida que se acerca la fecha fatídica, las distancias insalvables se van salvando y la aritmética empieza a jugar el papel central tan destacado que siempre ha jugado en la política de los partidos, y no sólo. Sin embargo, a poco que uno escarbe debajo de los simples comentarios, empiezan a aparecer hilos interesantes de los que tirar.  

Es obvio que si NC quiere hacer algún papel más allá de Gran Canaria, donde básicamente vive de las rentas de ACN, debe mover ficha. Otra cosa sería conformarse con jugar a ser el comodín del PSC en el Cabildo y gobernar aquellos ayuntamientos donde tradicionalmente la izquierda nacionalista ha tenido sus graneros pero sin perspectivas de avances cuantitativos en cuanto a poder institucional. Dicho en otras palabras, volver a la situación de ICAN antes del famoso pacto en el Cabildo con el PP y las huestes olartianas para que Carmelo Artiles, socialista, cogiera la maleta y poner a Pedro Lezcano de presidente. Para todo esto, debe comenzar desde ya mismo.  

De la misma manera, si el PSC quiere conseguir en algún lado los votos que le faltan para preparar la mayoría absoluta en Canarias debe mirar a NC, aunque, y alguna insinuación de Juan Carlos Alemán ha habido en ese sentido, no descarte a una CC “diferente” a la actual. Alemán, que es de todo menos tonto, sabe perfectamente que la apuesta por Nueva Canarias sólo se podría dar en las islas en el medio plazo y que con el sistema electoral actual puede salir mal a no ser que se vaya coaligado. En cualquier caso y visto desde NC, a nadie se le escapa que el pacto PSC-NC, sea cual sea la forma que éste tomara en estas elecciones, pudiera convertirse en el “abrazo del oso” tan temido por parte de aquellas fuerzas a la izquierda del PSC. Claro que, está por ver que NC esté a la izquierda del PSC o, lo que es lo mismo, pero no es igual, que el PSC esté a la derecha de NC. 

Tampoco debemos olvidar que la tradición socialista no es precisamente la de fomentar coaliciones sino más bien integraciones en la “casa común”. Si exceptuamos aquellos partidos socialistas soberanos y dispuestos a ejercer su soberanía, como el PSC, el otro, el catalán, que son capaces de guardar distancias con Ferraz, la tónica habitual suele ser, como en todos los sistemas federales, la subordinación al “bien común”, o más bien, a la interpretación que la mayoría hace del “bien común”. Y si no que le pregunten a los navarros por el respeto a las decisiones soberanas de las partes que se gastan en Madrid. No veo yo a la ultra seguidista dirección socialista canaria reclamando a Ferraz una política de alianzas propia para Canarias. Ni siquiera aunque la pida Díaz Aguilar. Aunque cosas más extrañas se han visto y se verán en este archipiélago nuestro de nuestras entretelas, una cosa no cambia: cuando de socialistas se trata, la última palabra la tiene siempre Madrid. El sucursalismo, que es así de rotundo.

Anuncios

~ por Josemi en Martes 23 octubre 07.

2 comentarios to “De aritmética, contactos y sucursalismo”

  1. ¿Es razonable pensar que Díaz Aguilar pueda “guardar distancias con Ferraz” cuando es representación viva y fiel de un nacionalismo español simple y su correlato administrativo (o viceversa); centralismo encubridor de intereses económicos de clase y de la numerosa casta burocrática estatal residenciada en Madrid?
    ¿Acaso la “rebelión” de un sector relevante de militantes de Navarra doblegaron los planteamientos electoralistas. Por más, coincidentes con la presión ejercida- sobrecargadas de primitiva e irracional emotividad- por el sector nacionalistas (español) en el seno del partido (Bono y demás)?
    ¿Qué podemos esperar de los militantes del Psoe en la Islas; indigentes política y teóricamente, escasos de integridad moral y con fragmentado y empobrecedor discurso cultural? Pactarán, sin duda y básicamente, con la vista puesta en los resultados electorales; eso engordará propagandísticamente al “menudo satélite” de R.R. y su “vieja Gran Canaria” y otras insignificancias de ahora mismo. ¿Qué otro fundamento explica la alcaldía de Arrecife y la presidencia del Cabildo de Lanzarote ganadas por el pacto con el Pil de Dimas Martín? Un Psoe, no lo olvidemos, donde nada se hace sin el ucase del que fuera ministro de Zapatero.
    A partir del atraso político y la poca cultura cívica que padece la sociedad canaria, el Psoe no remontará el conservadurismo en lo económico, la subordinación en lo político y el afán por neutralizar todo lo que suene a construcción cultural liberadora.
    Y del “Pueblino” Rivero y su “hormigonado” partido;¡Delenda est..!
    ¡Ánimo y saludos!
    Asterión

  2. Muchas gracias por tu visita y tu participación. Coincidimos con el fondo de muchas de las cosas que planteas. Sin embargo, por ahora, todo son conjeturas. Nuestras opiniones también. En próximas semanas se irán despejando las incógnitas que hoy nos entretienen. Muchas gracias nuevamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: