Hay que ilegalizar a Democracia Nacional

En los próximos días, los ciudadanos canarios tendrán la oportunidad de mostrar su repulsa por el asesinato de Carlos, un pibe antifascista madrileño que había ido junto a más compañeros a oponerse a una de las tantas manifestaciones xenófobas y fascistas que se suceden en Madrid con total impunidad. Para ellos no hay ilegalización, por lo visto. Un mecanismo de tal calado y eficiencia parece estar reservado exclusivamente para los partidos separatistas vascos. 

Carlos falleció a manos de un tal Josué, soldado del Ejército español, simpatizante de Democracia Nacional y asistente a la mencionada manifestación. El arma utilizada fue un machete. Carlos tenía dieciséis años; Josué, veinticuatro. Más allá de la valoración política que cada cual haga –yo hago aquí la mía- dos vidas de dos jóvenes se truncan por la sinrazón de quien entiende la política como un terreno fértil para ejercer la violencia gratuita. Sólo en un contexto de ataque organizado, en ausencia de derechos y libertades políticas y civiles, podemos imaginar el ejercicio de una legítima defensa, reactiva, proporcional, discriminada. Sin embargo, la obstinada realidad se empeña en llevarnos la contraria y día a día parecen sucederse las agresiones, riñas y ahora asesinatos con una motivación racista, dirigida tanto a inmigrantes como a militantes de la izquierda radical.

Además de la lógica repulsa y condolencia, un hecho llama mi atención en todo este asunto: la insistencia de algunos medios en calificar de “reyerta” el episodio acaecido ayer. El Diccionario de la Real Academia de la Lengua recoge un significado del término bastante alejado del suceso acontecido. Como dijo uno de los amigos de Carlos: “Que quede muy claro que esto no es una reyerta entre bandas, sino el asesinato unilateral de un nazi contra un chaval normal, que podría haberle pasado a cualquiera”. 

Pues eso, para que dramas como el de Carlos no le puedan pasar a cualquiera, urge aplicar la misma fuerza legal que se aplica en otros contextos. Hay que ilegalizar a Democracia Nacional y a todas las fuerzas de extrema derecha.

Anuncios

~ por Josemi en Lunes 12 noviembre 07.

9 comentarios to “Hay que ilegalizar a Democracia Nacional”

  1. ¿izquierda radical? ¿eso que es?

  2. “Sólo en un contexto de ataque organizado, en ausencia de derechos y libertades políticas y civiles, podemos imaginar el ejercicio de una legítima defensa, reactiva, proporcional, discriminada.”

    Ni con esas la izquierda abertzale llama a la lucha armada.

  3. Por izquierda radical me refiero a una amalgama de grupos, generalmente mal avenidos entre ellos, que se reclaman herederos del marxismo, anarquismo y otras ideologías del siglo XIX, de ideología antisistema, anticapitalista, etc. Aunque minoritarios suelen ser bastante combativos y han conocido cierto repunte al calor de los movimientos antiglobalización.

    No entiendo demasiado bien el sentido del segundo comentario. En cualquier caso mi opinión sobre la parte de la izquierda nacionalista vasca que está a favor del terrorismo no puede ser más contraria. Éticamente, me repugnan sus planteamientos y políticamente la considero el mayor obstáculo para que los nacionalismos de izquierdas avancen, en Euskadi y fuera.

  4. Ah vale ¿el capitalismo es una ideología del siglo XXI acaso? Si el comunismo es una ideología del siglo XIX, el capitalismo es del siglo XVIII.

    Menos demagogia y más respeto, y más para la izquierda marxista -sin marxismo no le veo mucha lógica- que es la que más lucha y menos se descafeina. Por cierto el apoyo tan “escaso” es lógica en el sistema capitalista cuando no te financian grandes empresas, no como la otra izquierda “moderada” a lo PSOE que recibe sus dinerito de Polanco y CIA.

    Repito, el respetito es muy bonito.

  5. Pues releo mi comentario y no veo la falta de respeto por ningún lado. No es mi estilo. Sí, efectivamente el marxismo es una ideología del siglo XIX: es cuando nace, florece, tiene más potencia intelectual. En el siglo XX, surgen muchas “ramas” que se consideran herederos, continuadores del mismo, múltiples familias, más ortodoxas, más heterodoxas,etc. incluso Estados que hacen del marxismo (el de Marx y sus continuadores) su “ideología oficial”; pero, en esencia, tanto el marxismo como el anarquismo son ideologías típicamente del XIX, compartiendo con otras ideologías del XIX, de izquierda y de derechas, muchas características. Por mi parte, sí le veo mucho sentido a una izquierda no marxista, lo cual no necesariamente tiene que significar, como parece que interpretas, más moderada o menos combativa: sí, desde mi punto de vista, mejor adaptada para unos problemas y conflictos que ni Marx ni nadie podían prever hace ya casi tres siglos (no es extraño la escasa atención que dedicó Marx al problema de la mujer, a los problemas medioambientales, a la ética ¡o a los mismos problemas nacionales! si la comparas con la dedicada a las cuestiones económicas).
    Tienes mucha razón en cuanto a los motivos del “apoyo escaso” entre las grandes empresas; no obstante, lo que nos debe preocupar, creo, es por qué tiene tan poco apoyo también entre la gente a la que dice defender, trabajadores, oprimidos, etc. Tradicionalmente, se echa mano del concepto de “alienación”, que lo mismo vale “para un roto que para un descosío” y tiene la ventaja de que no tienes que hacer autocrítica pero que, nuevamente en mi opinión, sirve poco para explicar esto que digo.
    Finalmente, por supuesto, el respetito es muy bonito: pretendo que este blog sea un ejemplo de eso y no creo haberlo transgredido, sinceramente. Si lo he hecho, te pido disculpas. Respeto muchísimo a la izquierda antifascista (mucha de ella marxista) que ha combatido hasta dar la vida, como es el caso que nos ocupa, en la defensa de las libertades. No sé si yo sería capaz de una entrega tan grande. Al mismo tiempo, y no creo que sea incompatible, creo que viven presos de su pasado y que se traduce, más concretamente, en la fidelidad a una cierta ideología del siglo XIX como fue el marxismo. Por lo tanto, me gustaría que hubiera una izquierda más y mejor adaptada a los tiempos en que vivimos, con una profunda carga moral, capacidad de análisis para los problemas actuales sin tener que recurrir a “los viejos manuales” y una infinitamente mejor capacidad de relación y diálogo con la sociedad en sentido amplio y no solo con sus seguidores. Un saludo y gracias por tu comentario.

  6. Me olvidaba de una cosa: el capitalismo más que una ideología política es una doctrina económica que “va naciendo” desde el XVII según en qué sitios y va tomando forma y pasando por diversas fases hasta lo que conocemos ahora. Quizás las razones de su inusitada vigencia haya que encontrarla en su capacidad para adaptarse a todo tiempo, lugar e ideología política: de hecho la encontramos en sociedades mayoritariamente liberales, socialdemócratas e incluso marxistas. No pretendo dar lecciones de nada, cosa que no podría hacer, pero sí explicar por qué digo lo que digo.

  7. “mi opinión sobre la parte de la izquierda nacionalista vasca que está a favor del terrorismo”

    ¿Cuando ha dicho esa izquierda nacionalista que está a favor del terrorismo?.

  8. Cuando gritan “Cipayo, zesku, pim, pam, pum” o “ETA, ETA, ETA, herria zure kin”, por poner dos ejemplos. O el otro día cuando Pernando Barrena dijo que “el gobierno había volado todos los puentes del proceso de paz” aunque pasó de puntillas sobre quién voló la T-4 matando a dos trabajadores ecuatorianos.

  9. Pues ya está. Lo que no puedes hacer es calificar una ideología de “el siglo XIX” y el Capitalismo y sus corrientes ideológicas como como algo muy moderno y chachi del siglo XXI.

    El marxismo no es un dogma ni una doctrina, es una base teoricamente científica que bien sirve para analizar la realidad social y económica. Otros autores han ido desarrollandola, no se trata de seguir a un autor del siglo XIX, sino de identificarse con sus principios ideológicos, que han sido el fundamento de la verdadera izquierda. Ya me dirás si el marxismo no está siendo decisivo aún hoy en la resistencia ante la barbarie del capitalismo salvaje. Sino, mira a ver cual es la ideología que ha inspirado cientos de movimientos progresistas en el mundo, en Suráfrica, América del sur, Asia e incluso Europa.

    No se trata de que tengas que vanagloriar al amrxismo, sino simplemente de respetar, porque afirmar que es una “ideología” del siglo XIX, cuando sabes que su mayor vigencia es en siglo XX y principios del XXI, y cuando aún hoy posee un protagonismo fundamental en la lucha por las libertades es poco menos que un deslucimiento, y en mi opinión una falta de respeto.

    Ya me gustaría ver como estaría este mundo sin esos “marxistas del siglo XIX”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: