Tenerife y Gran Canaria

Un amigo me hace una pregunta: ¿por qué en Gran Canaria no hay un nivel de movilización social al existente en Tenerife? Tras aclararle que no soy el oráculo de Delfos, con respuestas para todo, le hago observar que él, militante aguerrido, tiene mucho más conocimiento de causa y testimonios directos para responder a esa pregunta. Sin embargo, él insiste porque parece valorar mucho lo que él llama la “mirada externa” y me repite el conocido símil del cuadro que sólo se ve correctamente si uno se separa. Como veo que no me va a dejar tranquilo hasta que le dé mi opinión, se la doy, mientras voy pensando en escribir esta entrada para por lo menos sacarle algo de partido a todo esto. Le adelanto lo que ya sabe, que soy algo escéptico con las explicaciones monocausales, tan del gusto de la izquierda autocomplaciente. Tampoco me atrae especialmente el limbo al que parecen destinarnos los que insisten en echarle la culpa de todo a todo, con la sola excepción de ellos mismos.  

Es evidente que las islas de Gran Canaria y Tenerife, piques aparte, son las más parecidas dentro del archipiélago. Aun con diferencias, comparten rasgos históricos, políticos, sociales, económicos, demográficos, etc. similares. También comparten amenazas medioambientales parecidas. Durante la última década, ha ido desarrollándose un movimiento de protesta en Tenerife llamémosle “ciudadano” que no ha tenido sin embargo reflejo en la isla de Gran Canaria. Sin dejar de lado factores de carácter personal, siempre importantes, uno puede trazar una cierta línea de continuidad entre las primeras movilizaciones en contra de la Vía de Ronda, la experiencia de apoyo a la lucha contra la lanzadera en El Hierro, las primeras movilizaciones ganaderas, la lucha contra el radar de Roque Taborno, las Teresitas y ahora Granadilla,… Dicha continuidad muestra algunas coincidencias reseñables: un peso importante de nuevos agentes sociales en proceso de conformación que parecen intervenir al margen de otros agentes más tradicionales y llevar la iniciativa; una participación central de los propios afectados antes que de “representantes” y una acertada confluencia de un discurso radical cívico-democrático y ambiental en el que muchos sectores ideológicos, generaciones, grupos de interés, profesionales, etc. se han encontrado, no sin ausencia de discrepancias internas pero donde ha primado mayoritariamente el consenso. “Aquí vivimos, aquí decidimos”, ése parece ser un lema y una definición acertada para este movimiento.

Algunos de los elementos arriba mencionados también existen en Gran Canaria. Con todo, el factor a mi juicio realmente diferenciador a la hora de analizar lo sucedido en la izquierda social en ambas islas lo constituye la puesta en pie en Tenerife de experiencias organizativas de base, amplias, participativas, etc. muy al uso de los nuevos tiempos, donde las identidades más fuertes y tradicionales permitían que sus aristas fueran limadas para convivir con identidades más volubles pero tremendamente dinámicas. Daban cauce así a unas sinergias muy positivas que el antiguo modelo movimentista, al estilo de la ya “vieja” nueva izquierda, no podía reproducir. Sin pretender idealizarlas, estas experiencias parecen ser el marco adecuado para vehicular las demandas actuales. Pretender encorsetar las nuevas demandas, los nuevos agentes,… en formas antiguas, no puede ser sino antesala del fracaso. 

Cuando en Gran Canaria se optó por fórmulas más novedosas -como fue en el caso de la última etapa de Veneguera o conflictos puntuales como el de Bañaderos- se lograron picos de movilización similares a los de Tenerife. Sin embargo, cuando se optó por un estilo más tradicional donde una sola organización nucleara en torno a sí el conjunto de las reivindicaciones, no acabó de funcionar el necesario engarce social tan fundamental y característico en las movilizaciones tinerfeñas. Mi amigo me comenta, no sin razón, que en Gran Canaria se ha intentado poner en marcha experiencias similares pero no ha habido respuesta. Como no se trata de buscar culpables, sino en todo caso alguna luz para encontrar soluciones, le contesto que algo habrá que cambiar en esas organizaciones para, por un lado, hacerlas capaces de catalizar –no liderar o asfixiar- esos procesos y, por otro lado, hacerlas atractivas para los sectores interesados e interesantes de los que hablamos. Pero eso ya le corresponde a él y a la gente como él. No sé si le convence mi respuesta.

Anuncios

~ por Josemi en Domingo 25 noviembre 07.

2 comentarios to “Tenerife y Gran Canaria”

  1. Y además si esa única organización desprecia la posibilidad de confluir con otros sectores para facilitar un movimiento de mayor profundidad ya está el potaje hecho. Una colectividad con capacidad de protesta asimilable por el sistema que no facilita sinergias.

    Ahora sólo falta que hablemos de la misma organización, je, je. Yo veo la cuestión también como una diferencia de ciclos. Las dos islas no siempre han coincidido en etapas de movilización social y política. Procesos potentes en Gran Canaria décadas atrás no tuvieron en ese momento reflejo en Tenerife y ahora ocurre al revés. También en Gran Canaria se da la situación de que ha existido, y existe, una fuerza política que recoge las aspiraciones de cambio en una trampa que a la vez las desmoviliza y eso también es un problema.

  2. Las personas y las organizaciones pueden activar ciclos, creo yo. La cuestión es por qué pasa en Tenerife y en Gran Canaria, no. A mi juicio, es muy importante observar el tipo de organizaciones que se han ido conformando en Tenerife y el tipo de organizaciones que se han ido conformando en Gran Canaria, sus formas organizativas, el papel autoatribuido, sus relaciones con lo institucional, el perfil de la gente más destacada, etc. En mi opinión, y desde la distancia, es ahí dónde más diferencias se encuentran. Gracias por la visita y el comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: