Las cosas claras

El lenguaje, ese gran impostor, sirve para casi todo. Además de instrumento de comunicación es configurador de la experiencia, fuente y herramienta de poder. No teman que no voy a soltarles un ladrillo filológico. Es sólo que cuando uno se entera del diálogo que se traen Mardones, diputado de Coalición Canaria –que esta vez no huyó por los pasillos del Congreso- y el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, a cuenta del nuevo reglamento del Régimen Económico y Fiscal y su medida estrella, la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC), no puede evitar soliviantarse. Al parecer los problemas con la RIC no han sido sino una cuestión de “normas poco claras”. Obviamente, el empresariado canario, confundido en medio de tanta oscuridad, optó por destinar los fondos que debían haber sido tributados en Canarias para revertir en el progreso económico y social del país, a su propio beneficio en negocios “muy claros”, como es fácil suponer. Y todo esto acuciados por una terrible “inseguridad jurídica”. ¡Qué pena más grande! Me dan casi tanta pena como el 28’5 por ciento de canarios que viven en Canarias bajo el umbral de la pobreza. Pero, tranquilos, empresarios patrios, que tal periodo de terrible caos y “normas poco claras” va a  terminar pues, apremiados por Europa, el Gobierno de España pondrá fin a tal situación elaborando unas normas clarísimas por las que quedará muy claro a qué se destinará en el próximo periodo esta clara evasión legal de impuestos en que se ha convertido la R.I.C. Con este propósito ya han sido consultadas las Cámaras de Comercio de ambas provincias, organizaciones empresariales canarias y hasta el mismísimo Gobierno de Canarias, lo cual, es un claro ejercicio de pluralidad admirable. No dicen nada de hablar con sindicatos –aunque con alguno de ellos no habría problemas, claramente-  u organizaciones sociales de todo tipo que han expresado con claridad su oposición a la R.I.C. Y es que la claridad es así: si hay demasiada acabas viendo hasta lo que no te gusta. Mejor una cierta dosis de conveniente oscuridad.

Anuncios

~ por Josemi en Martes 27 noviembre 07.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: