Un domingo con Mardones

La entrevista a Mardones que hoy publica Pomares en La Provincia no puede dejar indiferente a nadie, por lo menos a nadie que esté interesado en las cuestiones nacionales y concretamente la cuestión canaria. Ya he hablado en otra entrada de la opinión que me suscita el Sr. Mardones así que no me extenderé aquí en juicios de valor, por otra parte cada vez menos relevantes en la medida que la vida política del “nacionalista” toca a su fin, sino en algunos de los muchos elementos para el debate que aportan las respuestas del diputado de Coalición Canaria. 

La entrevista en sí es todo un canto al pragmatismo, del que Mardones se considera un ejemplo. Así explica su apoyo a los presupuestos estatales contraviniendo la disciplina de grupo, un grupo que, recuerda, Coalición tiene gracias al acuerdo que firmó con el PSOE a cambio del cual apoyaría dichos presupuestos durante la legislatura. Si además, como afirma el “nacionalista”, estos presupuestos son mejores para Canarias que los del año pasado, resulta, en su opinión, una muestra de coherencia personal el apoyarlos. Es consciente el diputado de que deja a la luz de todo el que las quiera ver las desvergüenzas del pacto entre la derecha canaria y la española. Sin embargo, se ve claramente que a Mardones le gusta el pacto en Canarias pero no la oposición que realizan los populares en Madrid, que es lo más opuesto al pragmatismo que se ha visto en política hace tiempo.  

Lo que no le gusta ni un pelo a Mardones es la “deriva soberanista” iniciada por algunos sectores de la ATI profunda, conchabados con El Día y usando a Cubillo de “tonto útil”. Por no gustarle no le gusta ni la bandera de las siete estrellas. Enfilando a Paulino, el diputado se sitúa claramente en la línea digamos reformista pragmática que tantos beneficios dio a Coalición durante tanto tiempo. Ello no obsta para que haga un llamamiento velado a la unidad nacionalista, que debe ser una “alternativa canaria a los partidos estatales (…) moderada y constitucionalista”, “lo más amplia posible”, lo cual no deja de ser un guiño cómplice a la nueva NC-CCN o CCN-NC, tanto monta, monta tanto, Román como Nacho. 

Particularmente, no me creo este teatrillo que ha montado Coalición, como siempre jugando a cuantas barajas puede. Unos van de soberanistas y lanzan soflamas independentistas mientras están a gusto con el Partido Popular, partido muy defensor de los nacionalismos periféricos, como todos sabemos. Otros van de constitucionalistas y apoyan, “en un ejercicio de responsabilidad” al gobierno socialista. Unos dicen que con Román “ni de coña” mientras que otros hacen guiños a la reconstrucción de la gran coalición nacional al estilo Ho-Chi-Minh – permítanme que copie la broma original de José Carlos Mauricio– puesto que saben que el sistema electoral no les ayuda, como el mismo Mardones reconoce. Y en este teatrillo, uno no puede dejar de preguntarse qué papel es el que representa la ciudadanía canaria, si no será como aquellos figurantes a los que hacen cargar con una lanza para que otros se lleven los glorias del público.

Anuncios

~ por Josemi en Domingo 23 diciembre 07.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: