El antinacionalismo nuestro de cada domingo

Los que leen habitualmente este blog saben que soy beligerante con los antinacionalistas. Cada cual puede ser lo que le dé la gana, obviamente, pero los antinacionalistas son particularmente insistentes en negarnos a los que sí nos consideramos nacionalistas el derecho a serlo, además de achacarnos todos los males de este planeta desde el Pleistoceno Superior. Es por eso que de vez en cuando dedico un rato a desenmascarar esa actitud de quienes tras una retórica barata de ciudadanomundismo malamente logran ocultar lo a gusto que están con el reparto que les ha tocado.

En fin, les digo esto porque lo que iba a ser una plácida mañana dominguera se fue convirtiendo, a medida que iba leyendo la prensa del Movimiento –o sea El País y Público-, en una rebelina mañanera a cuenta de esa habitual mezcla de juicios de hecho y de valor con la que nos regalan los que no quieren que esto se mueva ni un milímetro.  De primer plato, en el periódico independiente de la mañana, Pepiño Blanco nos amenaza con un “hasta aquí hemos llegado” en forma de “cuando este proceso de reformas [estatutarias] llegue a su fin, debemos considerar el marco resultante definitivo (…) ,el marco de competencias quedará cerrado”. Y punto. Eso sí que es una demostración de que el Estado español es un ámbito político donde todos nos podemos encontrar cómodamente, siempre y cuando no te quieras marchar, claro. Sigo pasando páginas y me encuentro a los periodistas independientes de la mañana mosqueados porque “las minorías nacionalistas de Mallorca han aliñado una ensalada electoral, o una macedonia con ideologías distintas”. Cuando hablan de la posibilidad de un acuerdo global entre PSOE y PP suelen preferir expresiones más biensonantes como “consenso”, “aparcar las diferencias políticas”, “gran coalición”,… Si en Baleares, los nacionalistas se unen para aguarles la fiesta a los partidos estatales, entonces son una “macedonia”,… Ya en las páginas extra del domingo, Peces Barba aconseja “poner a los nacionalistas en su sitio”. Por un momento me revuelvo y recuerdo en qué sitio pusieron a los nacionalistas en la Guerra Civil –todavía están buscando los huesos, de hecho. Pero no, el padre de la Constitución se refiere a una lista “aparte” de 50 diputados en el Congreso, seguramente con el objetivo de que los partidos “de verdad” se dediquen a las cosas “de verdad” y dejen a los nacionalistas a cargo de los bailes regionales. A estas alturas, a uno ya le va pareciendo que el verdadero sitio de los nacionalistas está fuera de España. Por último, el diario monclovita Público se hace eco por un lado de la batalla que está librando Esquerra Unida del País Valencià frente a los intentos del Comité Federal “Eres Autónomo Mientras No Me Lleves La Contraria” de Izquierda Unida de imponerles la línea. La escisión parece segura y me darían una alegría, qué quieren que les diga. Ojalá los sucursalistas canarios tomaran nota. Por último, de postre, y en la siguiente página, Rosa Díez presenta a sus candidatos, “españoles sin complejos”, como por ejemplo el ínclito Álvaro de Marichalar. El único punto del programa político del engendro parece ser “formar grupo parlamentario y ser la bisagra parlamentaria que arrebate a los nacionalistas la llave de la gobernabilidad”. De ilusiones se vive. El bacatazo electoral de éstos es el único dato en el que coinciden todas las encuestas y eso no se lo salta ni el Álvaro de Marichalar con la moto de agua. Y otra cosa de la que puedo estar seguro es de que tras las elecciones, en las Cortes y en el Senado volverá a haber una tozuda representación de nacionalistas de las “provincias traidoras”, como llevándole la contraria a tanto periodista y pseudointelectual interesado en hacernos ver que sólo los partidos estatales son los legítimos representantes de la voluntad popular, ésa que según la Constitución reside en la Nación Española.                                                

Anuncios

~ por Josemi en Domingo 13 enero 08.

7 comentarios to “El antinacionalismo nuestro de cada domingo”

  1. No te equivoques. La mayor parte de los que tratan de vestir el sayo de antinacionalistas, guardan un nacionalismo español dentro de sí que tira para atrás, que, a fin de cuentas, es también nacionalismo.

    Flipando me he quedado al leer, en la web de su partido, que Rosa Diez ha dicho “Lo que queremos es mayor autonomía para el Gobierno de España”. Y se supone que esta gente ha estudiado derecho o ciencias políticas. Alguien debería explicarle a esta señora en que consiste la cesión de competencias y la descentralización (que no federalismo).

  2. Está claro que en España ser antinacionalista es ser un nacionalista excluyente; un “yo puedo hacerlo porque la constitución dice que mi nación es la verdadera”

    Y si van, como dices, de “ciudadanomundistas” les contesto lo mismo que Pilar Rahola cuando se define como “ciudadana catalana en el mundo”… Pues yo igual, ciudadano canario en el mundo, y no al revés.

    Saludos. Te recomiendo que te pases, si no lo has hecho por http://www.pilarrahola.com

  3. Lo que nunca he comprendido bien de los “nacionalistas” es que, siéndolo, no les quepa en la cabeza el nacionalismo español, y viceversa; al nacionalista español no le cabe el nacionalismo “menor”. Cuando es evidente que el substrato político y filosófico subyacente en ambos es el mismo; si bien mutuamente opuesto.

  4. No me queda demasiado claro qué entiendes por el sustrato político y filosófico del nacionalismo de Estado y del nacionalismo periférico. Si es lo que yo entiendo, son radicalmente opuestos: uno es de base expansionista, el otro emancipatoria. Lo cual no convierte a este último en perfecto pero sí en radicalmente opuesto y diferente. Gracias por pasarte.

  5. Me refería a que ambos nacionalismos no sólo comparten el mismo origen histórico-político, el que dio lugar al nacimiento de los “estados nación”; sino que ambos se basan en elementos comunes: la concepción del pueblo-nación, soberanía popular, identidad cultural, lengua, símbolos, etc.
    También coinciden en que, como tienen más de sentimiento y pasión que de razón, ambos apelan y funcionan en un estrato mental más allá de lo racional.
    La ironía es que como son concepciones cerradas y unitarias dentro de sí es inimaginable la secesión; por lo tanto, ambos suelen tener, a la hora de la verdad, la misma alergia al reconocimiento y ejercicio del derecho de autodeterminación de sus ciudadanos.
    Por supuesto con esto no me estoy refiriendo al nacionalismo anticolonial de raíz popular, ni al de los pueblos sin estado; que sí suelen ser emancipatorios.Todos los demás, sean “mayores” o “menores” comparten el mismo sustrato ideológico innegablemente burgués y economicista.

  6. Despues de lo leido aquí la palabra nacionalismo tiene múltiples acepciones. Cada cual jala pa donde la dá la gana. Los españoles pueden ser nacionalistas, los malteses tambien, los italinaos, los brasileños, etc. pero los canarios ¡no!
    Desde mi objetivo ser nacionalista es: 1) Conocer la tierra y su Historia. 2) Amar la tierra en que deseas vivir. 3) Respetar la tierra, defenderla y hacerla respetar 4) Valorar y mantener la idiosincrasia particular. 5)No menos importante (si es posible) nacer en la tierra que defiendes (no imprescindible.
    Son premisas importantes para sentirse nacionalista autentico.

  7. Yo soy nacionalista de mi tierra, que es Asturias, y siento por ella lo que cualquier nacionalista…eso no me impide ser Español y adorar sus tierras y culturas, mas que las Francesas o las Portuguesas…por que esas no son mi Pais…creci pensando que España era una unidad que hacia fuerte a mi tierra Asturias, y siempre pense que muchos haciamos mas fuerza que unos pocos…asi pienso yo , ciudadano, pero algunos politicos prefieren governar una Nacion…en vez de una comunidad…aunque en ello valla el desastre de esta region…los problemas de las comunidades o regiones o paises no son sus gentes…los que hacen que odiemos a gentes independentistas son sus politicos, sus ansias de poder anteponen la soliraridad de todos a el egoismo de algunas comunidades y eso llevado al extremo hace que algunos pensemos que las gentes de una region quieren todo lo mejor para ellas y que los demas seamos de segunda…Soy Astur…amo mi tierra…lucho por mi lengua el bable para que sea cooficias…pero pertenezco ademas a un gran grupo de regiones a las que tambien quiero por que son como mias, con sus culturas y sus lenguas, con sus matices y sus encantos y eso mismo es lo que nos hace grandes…y eso se llama España…siento que no todos entendamos eso…Nacionalismo Astur o de donde sea…no significa ser antiespañol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: