Noticias de El Hierro y Venezuela

Anoche pasó por acá una amiga herreña entrañable. Nos conocimos hace muchísimo tiempo, luchando codo a codo. No ha cambiado, si acaso a mejor. Tiene la misma vitalidad y energía de hace años pero además la riqueza de tanto viaje como ha hecho y tanta experiencia humana y vital como ha absorbido le sale por los poros y contagia a todos donde quiera que va. Andaba preocupada por si yo había cambiado. Le dije que, como dice Benedetti, “vale más morirse de dolor, que morirse de vergüenza” y, como digo yo, que “uno puede cambiar de opinión, pero no de chaqueta”. En seguida las complicidades fueron las de siempre. Me trajo impresiones nuevas de Tenerife, donde vive actualmente, de los colectivos y la vida social de allá. Además, recuerdos de amigos que ya para siempre me acompañan en mi archivo sentimental. Sobre lo social, en realidad nada nuevo, sino aspectos que ya otras personas me habían comentado y sobre los que alguna vez he escrito aquí, en mi cuartel de invierno. Quizá fuera su tono de contar las cosas, siempre desenfadado, hasta en la derrota, lo que me hizo estrenar mirada. Además de ponernos al día, y hablar del Surrealismo en Canarias, aprovechamos para hablar algo sobre Venezuela. Una amiga común, también presente, estuvo por allá año y medio, trabajando en los cerros de Caracas. Coincidieron allá. Ambas cultivan un discurso con el que inmediatamente sintonicé. Son críticas con el proceso bolivariano, sus límites, sus contradicciones, etc. pero sobre todo son críticas con la hipocresía y la mentira organizada que se ha tejido en torno a Venezuela y su proceso. Insisten en hablar de proceso más que de revolución o de Chávez porque entienden, y yo lo comparto, que las energías, las ideas,… deben ir más allá de Chávez. Defienden ese caos creativo que, aseguran, se ha instalado en la sociedad venezolana y que los que nunca contaron nada en Venezuela -por negros o por pobres, que es casi lo mismo allá- ahora participen, sienten que cuentan,… Mi amiga me insistía: “Que nadie compare a Venezuela con Cuba. Venezuela tiene petróleo y Chávez está haciendo ganar muchísimo dinero a quienes más lo combaten, está abriendo las puertas del país a todas las multinacionales,…” Por otra parte, confían en que los avances logrados hasta ahora -en atención primaria, educación, etc.- se mantengan. Yo, que, de natural, soy escéptico, conecto rápidamente con esa mirada fresca que me traen estas canarias venezolanas –una por origen, la otra por vocación- y más que dar respuestas –cada vez tengo menos- lanzo preguntas. Quedo entre satisfecho y retado cuando me invitan a que vaya a Venezuela a verlo con mis propios ojos. Al final nos despedimos con la promesa de volver a vernos pronto, mientras yo ya ando rumiando esta entrada para compartirla con todos ustedes.

Anuncios

~ por Josemi en Domingo 20 enero 08.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: