Al quite con Bolonia y más cosas

No sé si este blog lo lee algún estudiante que esté preocupado por los nuevos planes de Bolonia. Yo, que ya no soy estudiante, sí lo estoy. Sobre todo tras la conversación que he tenido hoy con una amiga que estudia en una universidad de las islas y que me comentaba acerca del futuro incierto de los contenidos canarios en una carrera como la de Historia. La necesidad de comprimir y generalizar materias en una particularísima interpretación de los planes de Bolonia hace que, a no ser que alguien lo remedie, los contenidos canarios tengan los días contados en la carrera y que, probablemente, queden relegados al Máster que habrán de cursar posteriormente los estudiantes que quieran especializarse. Esto reduciría a la categoría de opcionales asignaturas tan importantes y necesarias como Prehistoria de Canarias, Historia Moderna de Canarias, Historia Contemporánea de Canarias, etc. Desconozco si en otras carreras pasa algo parecido. Todo esto está ahora en discusión. Parece necesario estar al quite. Si a una educación canaria y universal le falta lo canario, la cosa empieza a perder bastante interés. Estaríamos dando pasos hacia atrás en el camino recorrido desde que el sindicalismo canario de enseñanza y el movimiento estudiantil canario dieran la batalla por la presencia de contenidos de las islas en los currículums oficiales. Por cierto, hablando de sindicalismo: ¡menuda tollina le dieron a Comisiones Obreras y demás en el referéndum sobre el preacuerdo! No espero que Milagros Brito dimita –sería demasiada calidad democrática- pero a estas alturas parece difícil disimular la cara de bobo que se le debe haber quedado a más de un sindicalero, como diría Alí Primera. Ni siquiera en Carnavales.

Anuncios

~ por Josemi en Martes 5 febrero 08.

2 comentarios to “Al quite con Bolonia y más cosas”

  1. Me parece superficial tu análisis del referéndum en enseñanza. Tal vez sería interesante un debate sobre los servicios públicos. Lo que pasa que cierta izquierda confunde las cosas y defiende mucho a los trabajadores públicos y poco a los usuarios. En este caso, los grandes perjudicados con las futuras huelgas son los alumnos y alumnas, en una sociedad con bajos niveles de éxitoe escolar; y especialmente los que proceden de familias con pocos recursos, que son los que están mayoritariamente en la pública. El lema de homologación sin contrapartidas es socialmente impresentable: 20.000 millones de pesetas al año para siempre, que salen del esfuerzo de todos los canarios. Y ni un nsolo compromiso con el sistema público. No es de recibo. Y una pregunta que cabe hacerse: ¿por qué la mayoría d elos sindicalista tienen sus hijos en la privada? Las huelgas a ellos no les afectan. Lo digo con conocimiento de causa. Te aseguro que no siento la menor simpatía por este Gobierno, pero no me alegré por el resultado pensando en los intereses de la mayoría, que son los de estudiantes y padres y madres.

  2. Mi comentario no es un análisis sobre el referéndum en la enseñanza, es sólo un breve apunte. Seguramente, en una discusión sobre los servicios públicos tendríamos muchas cosas en común. Yo sólo me alegraba, y me alegro, de que una determinada forma de hacer sindicalismo, en la que cuando no se logra convencer a los trabajadores se pacta con la empresa a sus espaldas, haya salido derrotada. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: