Paisaje después de la batalla (II)

Ayer comencé a publicar una serie de artículos que con el nombre de “Paisaje después de la batalla”. En la primera entrega, abordaba el asunto del bipartidismo, a mi juicio, un serio problema no sólo para los partidos “pequeños” sino para la calidad de la democracia realmente existente en el Estado español. No fue el único aspecto preocupante de lo que nos deparó el 9 de marzo. Un segundo elemento a considerar, en mi opinión, y no menos preocupante, lo constituye la absolución que la sociedad –una buena parte de ella- ha dictado en el juicio contra el modo de hacer oposición del Partido Popular que también representaban estos comicios.  

El partido de la derecha española experimentó una subida de cinco escaños en las Cortes, una subida de casi tres puntos porcentuales y unos cuatrocientos mil votos más en todo el Estado. Conservó sus feudos tradicionales de Madrid, Valencia y Castilla y León; no experimentó fuertes caídas en ninguna circunscripción; en definitiva, una mirada al mapa de reparto de provincias da una idea de la fortaleza del Partido Popular. Nada habría que objetar a todo esto de no ser porque estos resultados llegan tras una legislatura fuertemente marcada por la crispación, el escarnio, la maledicencia, la calumnia y el encastillamiento del Partido Popular en las posiciones más retrógradas y de extrema derecha desde los tiempos fundacionales de Alianza Popular, algo que ha hecho llevarse las manos a la cabeza al mismísimo Manuel Fraga, nada moderado él. Pues bien, todo esto que comento, además de la ruptura del consenso en lucha antiterrorista, la alianza mediática con la curia, la judicialización de la vida política, etc. no sólo no ha merecido el castigo de los ciudadanos en las urnas sino que ha sido de alguna manera premiado.  

Si ayer hablaba del empeoramiento de la calidad democrática, hoy no puedo sino abundar en la misma idea. El que un partido que ha dedicado los últimos cuatro años, a través de sus mamporreros mediáticos, a sembrar la duda de que el Partido Socialista, los servicios secretos, la propia policía, etc. estaban detrás del atentado del 11 de marzo, del que hoy se cumple el cuarto aniversario,  se vaya de rositas en estas elecciones es una muy mala noticia. Que la discusión hoy sea exclusivamente quién va a suceder a Rajoy, sin cuestionar en absoluto la denigrante manera de hacer oposición del partido de la derecha debe ser un motivo de preocupación para todas aquellas personas interesadas en profundizar y mejorar esta democracia. Sus ataques a los amplios sectores que, entre otras cosas, apoyan el matrimonio homosexual o una ley de plazos para el aborto, que criticaban las constantes injerencias de la Iglesia en la política o reivindicaban medidas como la Ley de Memoria Histórica,… nunca debieron haber quedado impunes.  

No espero demasiado de la derecha española. A lo largo de la historia ha dado innumerables pruebas de falta de civismo, intolerancia, escasa altura política,… por no hablar de su natural querencia por los levantamientos militares y la mano dura. Sin embargo, sí esperaba mucho más de una sociedad que mayoritariamente ha vivido en democracia la mayor parte de su vida, de una sociedad madura y avanzada a la que presuponía poseedora de un juicio más severo sobre la cerril derecha que nos ha tocado padecer. No ha podido ser. No obstante, como dijo Ortega, “todo esfuerzo inútil conduce a la melancolía”, y es precisamente esa sensación la que me lleva a compartir esta entrada con ustedes: la melancolía de saber que si una actuación tan vil como la de los Rajoy, Acebes, Zaplana, Aguirre, Jiménez Losantos, la Conferencia Episcopal, etc. queda impune, cualquier cosa puede suceder a partir de ahora.

Anuncios

~ por Josemi en Martes 11 marzo 08.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: