Preguntas a propósito de las RUP

Según parece, la pesada maquinaria eurócrata –como dirían en el Reino Unido- se ha puesto en marcha para revisar la estrategia de las Regiones Ultraperiféricas (RUP), esa figura por la cual territorios como Canarias, la Guyana Francesa, Martinica, Guadalupe, Reunión, Azores y Madeira tienen un status diferenciado en la Unión Europea. En la reunión, que tendrá lugar en Bruselas, los próximos 14 y 15 de mayo las discusiones girarán en torno a cuatro ejes: el desafío de la evolución demográfica, cambio climático, agricultura y política marítima. Creo que una observación, previa al debate, es evidente, pero necesaria: ¡qué contradicción tan grande resulta el que Canarias posea un status específico en la Unión Europea y no lo tenga en el Estado español! ¡Cómo pesa la losa de la Sacro Santa Constitución para aquél que se atreva a cuestionar una modificación del actual statu quo entre Canarias y España!

 

Más allá de reflexiones poco fructíferas, por el momento, el primero de los ejes –el desafío de la evolución demográfica- es el que parece estar creando alguna fricción en el seno del Ejecutivo canario. Según leo en La Provincia, a Soria no le ha gustado demasiado el que Coalición haya enviado un documento proponiendo el estudio de los límites a las segundas residencias en las RUP, tal y como parece suceder en otros territorios “delicados” de la Unión Europea como El Tirol y Malta. Las propuestas de Soria –en el mismo artículo- son risibles si no dieran pena. Los amigos del excelente blog Canarias Posible trataron no hace demasiado el tema  de las segundas residencias con profusión. En cualquier caso, los antinacionalistas a los que no les cabe en la cabeza que Canarias pueda ser algo diferente a La Rioja o Murcia y nos quieran meter en el corsé “federal” acostumbrado –ya saben, ése que funciona tan bien mientras no lleves la contraria- pueden estar tranquilos: Fernando Ríos, ideólogo de Coalición, se ha apresurado a garantizar el principio de no discriminación entre los “nacionales” de los estados miembros. Por lo tanto, nada que temer, tranquilos. Sin embargo, algunas preguntas, aunque sin respuestas desde el estamento político, seguirán estando ahí: ¿Tiene Canarias derecho a una legislación específica que le permita acometer el desafío de la evolución demográfica con carácter de excepcionalidad? ¿Tiene Canarias derecho a ejercer plena soberanía sobre sus aguas territoriales? ¿Tiene Canarias que plegarse constantemente al “filtro” del Gobierno de España para sus relaciones con Europa? En fin, como leí el otro día a un catalán: “Ya tenemos AVE, bien, pero lo queríamos para ir a Bruselas, no para ir a Madrid”.

Anuncios

~ por Josemi en Domingo 4 mayo 08.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: