La nueva emigración canaria

Hace algún tiempo que tenía pensado escribir sobre este asunto, que en la entrada de ayer denominé “la nueva emigración canaria” y así se va a quedar por el momento. Vaya por delante el que no tengo pretensiones sociológicas. No haré otra cosa que referirme a algunas impresiones propias, muy particulares y que sólo en alguna ocasión he contrastado con algún paisano. Entrando en materia: normalmente tendemos a considerar la emigración canaria como un asunto del pasado y, afortunadamente, en sus aspectos más dramáticos, así lo es. La gente de mi generación o más jóvenes, nacidos de los setenta en adelante, no ha conocido las páginas más sangrantes de la historia de nuestro pueblo, veleros atestados  con nuestros abuelos a Cuba o nuestros padres a Venezuela. La riqueza generada por el negocio turístico elevó los niveles de vida en general de tal forma en nuestra sociedad que hizo innecesario el acudir a aquellos lugares donde los canarios tradicionalmente nos asentamos. Ahora bien, creo que sí podemos hablar de la existencia de movimientos emigratorios canarios actuales que no por menores, dejan de tener su importancia.

 

En primer lugar, he de decir que rara vez se suele calificar como emigración o como emigrante al joven canario que en busca de mejores perspectivas laborales se instala en la metrópoli o en países como el Reino Unido o Irlanda. Se tiende a pensar que dicha decisión responde más a motivos personales que a causas de origen laboral o profesional. Quizás hasta el propio sujeto en cuestión huye de tal calificación, insistiendo que “lo suyo es diferente”. Sin embargo, resulta apabullante la cantidad de canarios que uno encuentra en Madrid -por ejemplo- y que responden a un mismo perfil: jóvenes de ambos sexos, formación universitaria o similar, alta cualificación profesional y que, una vez que se les pregunta acerca de los motivos para instalarse fuera de las islas, responden con afirmaciones como “en Canarias no había campo para mí” o “aquello era pequeño para mi futuro profesional”, etc. No hablo de los que aún estudian, por ejemplo, en universidades del Estado, ni de los que viajan fuera de las islas a ver mundo,  sino de toda una generación de licenciados y/o doctores que, salidos de las dos universidades del país, ejemplifican la saturación del mercado laboral canario, que no puede absorber la cantidad de mano de obra cualificada que produce. Frecuentemente, además, son personas formadas en el campo de las nuevas tecnologías o la investigación, sectores imprescindibles para el desarrollo de un país. Recientemente, por motivos personales, visité las instalaciones del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Saludé a cinco personas, tres eran canarias. Mis amigos del mundo de la banca hablan abiertamente de la “mafia canaria en Madrid”. ¿Qué futuro profesional espera a los cerca de cincuenta mil estudiantes universitarios que actualmente cursan estudios ya sea en La Laguna o en Las Palmas? Según parece, en el campo de las ciencias, salvo para una minoría, o el subempleo o la emigración, la nueva emigración. 

 

Más allá del desajuste entre la formación universitaria en las islas y las necesidades del mercado laboral, algo se debe estar haciendo mal para que la ingente inversión que para una sociedad como la canaria significa un solo licenciado universitario, sea derrochada de esta manera. ¿Cuándo fue la última vez que nuestra clase política -sin excepciones- habló acerca de la investigación y el desarrollo, las nuevas tecnologías, los parques tecnológicos, la necesidad de poner en pie una industria ligera,…? Pareciera que andan más entretenidos en la particular partida de Monopoly en que han convertido nuestro país. Sin embargo, hasta ellos mismos se darán cuenta de que una sociedad que se permite prescindir de una buena parte de sus miembros más jóvenes y cualificados es una sociedad que se está condenando a sí misma a futuras servidumbres. Y ya sabemos a quiénes les tocará hacer de siervos otra vez.

Anuncios

~ por Josemi en Miércoles 7 mayo 08.

10 comentarios to “La nueva emigración canaria”

  1. Josemi, te felicito sinceramente. Tu blog es de lo mejorcito que se lee por ahí, pero es que en esta entrada tocas un tema verdaderamente sangrante e “invisible”. Mi impresión coincide plenamente con la tuya, y también yo conozco bastantes canarios que emigraron para no malvivir haciendo “lo que salga”. Curiosamente suelen ser muy apreciados por su formación, muchas veces producto de la universidad canaria.

    Supone un esfuerzo enorme para cualquier economía formar profesionales cualificados; en Canarias esos profesionales bien se marchan a nutrir otras economías y sociedades (logrando beneficio sin inversión), bien terminan trampeando en cualquier empleo que no explota su capacitación. Formamos licenciados para una economía que luego no los quiere, no tiene espacio para ellos. Eso se llama fraude.

    Un saludo

  2. Saludos compañero,

    Me encanta que hayas tocado este tema y comparto al 100% la opinión de que una sociedad que prescinde de sus jóvenes más cualificados, es una sociedad abocada al subdesarrollo.

    Te lo voy a ejemplificar con mi propio caso, tengo 33 añitos y soy licenciado en Historia del Arte por la Universidad de La Laguna (como vez, no sólo las profesiones técnicas tienen problemas), en su momento me planteé la posibilidad de ampliar conocimientos en mi campo y me vine a Madrid a realizar un máster de Museología y montaje de exposiciones…y es evidente que aquí sigo…Te puedo asegurar que a lo largo de los casi 7 años que llevo en la Metrópoli he intentado buscar por todos los medios un trabajo adecuado a mi perfíl en las islas sin resultado alguno.

    En Canarias si eres Historiador del Arte estás abocado casi en exclusiva a la enseñanza o a intentar sacar unas oposiciones para una de las contadas plazas que salen en archivos, museos o bibliotecas…y aquí nos encontramos con el problema de siempre, la mamandurria, la manga y el amiguismo…

    ¿Cuál es la ventaja de Madrid?, pues simplemente que hay trabajo. Trabajo precario y mal pagado, eso sí, pero al menos puedes ir creándote cierto perfíl profesional.

    ¿Cuantos museos, galerías de arte o fundaciones culturales existen en Canarias….?, los podemos contar con los dedos de una mano…¿Cuál es su política de contratación?, pues por regla general el “concurso oposición”, vamos, un eufemismo para meter a los coleguitas, da igual si son historiadores del arte o encofradores, que de eso “del arte” entiende todo el mundo….

    No hay nada más triste, que llegar a Tenerife y encontrarte a compañeros/as de carrera ejerciendo en las cosas más variopintas para poder sobrevivir (camareros, cajeras de Alcampo, dependientes del Corte Inglés, auxiliares administrativos, etc).

    Toda una generación perdida que podría haber aportado muchísimo a la difusión y conservación del patrimonio histórico-artístico canario. ¿Es esta la política cultural y de empleo de Coalición Canaria?, pues…¡guárdeme un cachorro!

    Ahul!

  3. Gracias, Iván y Fofo, por pasarse y por los cumplidos. Podríamos poner mil ejemplos y, efectivamente, no es sólo una cuestión de las carreras técnicas pero creo que estamos de acuerdo en lo fundamental: el desperdicio de las generaciones de canarios mejor formados de la historia de Canarias sólo puede augurar nuevas servidumbres, por mucho autogobierno que consigamos en las próximas décadas. Salud¡

  4. Comparto plenamente ese planteamiento. Está claro que si no se para la fuga de cerebros, Canarias seguirá sin prosperar. Es un tema que a mí por lo menos me acojona. Y esto va a peor. Con la crisis que estamos viviendo, más precariedad todavía para la gente preparada. En vez de invertir en nuevas tecnologías o en I+D+I, no, nuestra querida clase política se plantea el mantener gracias a nuestros impuestos, que el negocio de la construcción siga manteniéndose. A seguir alimentando a 4 aprovechados que lo que quieren es seguir mamando de la teta.
    Gente, yo sé que viven fuera, y que la idea de la nación Canaria es maravillosa, pero cada día, viendo a la clase política que nos gobierna, pienso que si lograran más autonomía todavía, ésto se convertiría en una República Bananera!!

  5. !Es una república bananera!Independencia ya!!Ahul paisanos desde Bélgica

  6. Algunos pensamos, Ivanfag, que es precisamente la extrema debilidad y dependencia de la economía canaria la que impide el desarrollo de sus enormes potencialidades. El marco jurídico-político y el escaso nivel de los gobernantes tampoco ayudan, claro. Súmale a esto una sociedad con un complejo de inferioridad permanente, que la hace martirizarse hasta la esquizofrenia, no creer en sus posibilidades y preferir cualquier cosa que venga de fuera antes que potenciar sus recursos y voilà!… ya tienes el boceto de la Canarias de hoy. No es una cuestión de nostalgia, sino más bien de perspectiva. Gracias por pasarte, Ivanfag.

  7. Aquí les dejo este link:

    Canarias sólo dedica el 0,6% de su PIB a investigación

    http://www.magec.info/noticia.php?not_id=426

    Saluditos.

  8. Hola Josemi, por “efecto colateral” acabo de encontrarme con este “post” en tu blog. Yo soy uno de esos emigrantes que se tuvo que ir de Canarias por que el futuro profesional por aquel entonces (anio 2000) no era muy esperanzador. Me lo monte de bruto y llegue a Amsterdam, hablando un precario ingles, pero, “con paciencia y buena letra” (frase que mis abuelos aldeanos siempre me repetian hasta la saciedad) me adapte bastante bien y vi como todo aquello que aprendi en la universidad…servia para algo !!

    Como evitar esta emigracion profesional, que podriamos hacer ? Desgraciadamente muchas cosas. Empezando por:
    – Inversion estatal. Si, pero la falta de inversion no es la raiz de todos los males.
    – Cambiar la mentalidad de muchos empresarios que no saben ver el impacto de las nuevas tecnologias aporta al enriquecimiento de la socciedad.
    – Cuantas empresas en Canarias no tienen una pagina web ? En el anio 2008 me parece irrisorio que una empresa no tenga pagina web
    – Cambiar la mentalidad de muchas familias y hacerles entender que mandar al ninio a la universidad no tienen nada que ver con el exito/realizacion personal. La formacion profesional esta muy muy infravalorada.

    Y lo mas importante de todo, que aquellos que gobiernan nuestras Islas Canarias, viajen un poco mas para saber como se hacen las cosas en otros paises.

  9. Pues me alegro de ese efecto colateral que te ha traído por aquí. Las propuestas que apuntas son muy interesantes y efectivamente parte de la solución a todo esto tendrá que ver con lo material y lo económico pero otra parte tendrá que ver con los cambios de mentalidades. En cuanto a esto último, me conformaría con que la burguesía canaria tuviera un poquito de eso que la burguesía catalana llama “fer naciò”. De momento, creo que corresponde poner el debate en la red de redes y después bajarlo a la calle. Un saludo y pásate cuando quieras.

  10. Muy buenas a todos… otro expatriado mas de la corte canaria por motivos profesionales. Yo creo que el problema principal en Canarias es de mentalidad, basicamente pesima formacion de empresarios y politicos. Asi no se va a ningun lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: