Si me necesitas, silba

En la magistral Tener y no tener, una despampanante Lauren Bacall retaba a Bogart con la archiconocida frase “Si me necesitas, silba”, que he tomado prestada para el título de esta entrada. Es una excelente muestra de que los humanos hemos utilizado el silbido para más cosas además de para llamar a un taxi. Lenguajes silbados hay en algunos lugares del mundo pero en ningún sitio han llegado al status que el silbo gomero ha alcanzado. Me entero ahora por el Canarias 7 de que la escuela de silbo comenzará a funcionar el próximo curso. Es una excelente noticia. En la época de la telefonía móvil, la mensajería instantánea y tantas formas de comunicación tecnológica que nuestros antepasados ni siquiera soñaron, es importante preservar el silbo como lo que es, un patrimonio no sólo de los canarios sino de la Humanidad. Habrá que redefinir su función, adaptarlo a los nuevos tiempos,… pero estoy seguro de que los gomeros sabrán conservar ese tesoro. De momento, la presencia del silbo gomero en la red no es escasa. La web oficial da testimonio de, entre otras cosas, la Candidatura ante la UNESCO para la proclamación del Silbo Gomero como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad. Además, si se pasan por la página encontrarán conversaciones silbadas, tonos para móvil, canciones, etc. En fin, una perfecta demostración de cómo nuestra cultura popular no está condenada a la extinción, sino que puede encontrar acomodo en los nuevos tiempos, proyectándose desde Canarias con vocación universal, como hiciera el inmortal Pedro García Cabrera en su emocionante “Gomera”

 

A cara o cruz he lanzado
a la mar una moneda;
salió cuna y nací yo:
cuna o concha es la Gomera.

Súbete al roque más alto,
silba con todas tus fuerzas
hacia atrás, hacia la infancia,
a ver si el eco recuerda
las bordadas camisillas
que abrigaron mi inocencia.

Sílbame más, mucho más,
que oiga las primeras letras
del alba silabeando
los renglones de mis venas.

Silba, silba sin cesar,
y tráeme la escopeta,
los caballitos de caña
con sus bridas y cernejas,
el croar de los barrancos
y las palmas guaraperas.

Silba, silba sin descanso,
hasta llamar a la puerta
de los que en lucha cayeron
con la rebeldía a cuestas.

Sílbame el Garajonay,
que va siempre sin pareja
bailando el santodomingo
camino de las estrellas.

Sílbame el ritmo de fuego
con que danzan tus hogueras
dando a la noche madura
la juventud doncella.

Sílbame el faro sus luces,
los alfileres que vuelan
a hundirse en el acerico
redondo de las tinieblas.

Sílbame la sal y el agua,
Sílbame el pan y las penas,
y la libertad que amamos
sílbala a diestra y siniestra.

Cierto que no morirás,
mas si algún día murieras
entra en el cielo silbando
y silbando pide cuentas
de por qué te condenaron
a soledades perpetuas.

Y ahora silba más hondo,
silba más alto y sin tregua,
silba una paloma blanca
que dé la vuelta a la tierra.

 

 

 

 

Anuncios

~ por Josemi en Lunes 9 junio 08.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: