Genes

Un estudio asegura que en la población canaria actual subsiste una parte esencial de los genes de la población aborigen. Pues vale. Me parece una aportación importante a la ciencia de la genética. Sin embargo, en lo que hace al análisis sobre la sociedad canaria actual, la articulación de discursos políticos –nacionalistas o no-, la relación entre los diferentes sentimientos identitarios, entre la gente,… me parece que ésta es una noticia absolutamente irrelevante. Ya hace tiempo que aprendimos que era necesario construir Canarias desde el demos y no desde el etnos.

Anuncios

~ por Josemi en Lunes 8 septiembre 08.

16 comentarios to “Genes”

  1. “Nuestra vuelta al pasado no significa un anclaje en el indigenismo. El movimiento indigenista se abre en un espectro de valores: psicológico, social, antropológico, étnico, cultural. Pero identificar la toma de conciencia del pasado con una reinstauración del indigenismo significa la regresión a un estado mítico. La realidad indígena debe incorporarse a la cultura de la sociedad canaria, como un dato de nuestra identidad, no como el absoluto de nuestro ser. No se trata de provocar una “regresión” al pasado. Se intenta su integración.”

    Manuel Alemán.

    Estas noticias (no es la primera de la misma temática) es relevante en la sociedad porque demuestra, una vez más, la continuidad histórica de esas antiguas poblaciones con las de hoy.

    Resulta curioso ver en el tipico discurso antinacionalista frases demagógicas haciendo referencia al racismo o que esta demostración de la ciencia es “irrelevante” o “peligrosa”. Yo no lo creo. Es relevante, porque desmonta la negación que importantes capas de la sociedad canaria actual siguen sosteniendo a dia de hoy. ¿Qué canario no te ha mirado raro o se ha descojonado de uno por hablar de esas gentes como mis antepasados? ¿o por considerar la historia precolonial y colonial como la del mismo pueblo?. Cuantas humillaciones he visto con mis propios ojos en escuelas, bares, aceras, parques, etc..

    La integración, sin complejos, de nuestro pasado precolonial es una cuestión pendiente en la sociedad canaria. Debe existir ese debate.

    Saludos.

  2. Creo que una cosa es integrar el pasado precolonial a la manera que proponía Manuel Alemán y otra bien distinta esencializar el pasado precolonial desde un punto de vista acrítico -¿de verdad defenderíamos ese tipo de sociedades?- tomando como anclaje principal una continuidad étnica que, y eso es lo que sostengo, desde mi punto de vista, debe ser objeto de estudio de los genetistas pero no base para un discurso político. El mismo Secundino no se consideraba heredero biológico de los aborígenes sino más bien político. No es por tanto irrelevante o peligrosa esa demostración científica, lo es, en mi opinión, si se utiliza como justificación para un discurso emancipatorio. No cometamos los errores del pasado como cuando el MPAIAC apoyó sus reivindicaciones del Libro Blanco utilizando las tesis de genetistas alemanes afines a cierta ideología de cuyo nombre no quiero acordarme. Ahí veo yo los peligros. Gracias por pasarte, Mulao. Saludos.

  3. “Inconscientemente quizás los intelectuales colonizados, ante la imposibilidad de enamorarse de la historia presente de su pueblo oprimido, de maravillarse ante la historia de sus barbaries actuales han decidido ir más lejos, descender más y es, no lo dudemos, con excepcional alegría como han descubierto que el pasado no era de vergüenza sino de dignidad, de gloria y solemnidad. La reivindicación de una cultura nacional pasada no rehabilita sólo, no justifica únicamente una cultura nacional futura.

    Frantz Fanon

    La noticía es irrelevante en el sentido de que no es una noticia, no es algo nuevo. A pesar de la justificada crítica al “guanchismo”, tenemos que mira más allá y comprender el verdadero papel de esta vindicación étnica. Coincido con la postura de Josemi, pero peinso que no debemos quedarnos en ese puntode vista tan simplista. No viene mal hacerle tragar a los racistas españoles que nuestro vínculo con los antiguos no es solo romántico o “político”. Secundino tenía una postura lógica en relación a lo que se sabía en aquellos tiempos. En definitivo Josemi, creo que alinearse con las posturas “antiguanchistas” del españolismo no es la solución. Integrar al indigena en el ser canario, pasa por el reconocimiento del vínculo del canario actual con él.

  4. Ah, y disculpas por las faltas ortográficas, escribí con prisas. :S

  5. “No es por tanto irrelevante o peligrosa esa demostración científica, lo es, en mi opinión, si se utiliza como justificación para un discurso emancipatorio.”

    En esto estamos deacuerdo. Con respecto al MPAIAC, dentro de su contexto, me parece que se vierten críticas sin demasiada reflexión sobre la cuestión indigenista. Puede que sea cierto que tuviera algunas expresiones no correctas desde el punto de vista político o histórico. Pero miremos el contexto.. Surge en plena época de descolonización masiva en el Continente, los requisitos en el derecho internacional para calificar a un territorio como colonial eran ser, y son, un territorio separado geográficamente del Estado que lo administra y CULTURALMENTE distinto (sabemos que la genética no determina la cultura, pero a ver si la ONU tiene tan claro). El gobierno español no reconocía, ni reconoce, la continuidad poblacional indígena. Por ese motivo el MPAIAC tuvo entre sus principales tareas políticas la agitación de las conciencias sobre nuestros orígenes y, como no, se agarraban a cualquier estudio que les diera la razón para afianzar su tesis. La reivindicación indigenista nunca surgió por ideales racistas, surgió en un contexto de descolonización, de recuperación de la memoria histórica de un pueblo que aspiraba a su emancipación.

    Luego, esto no quita a que ciertos sectores del nacionalismo canario tenga un discurso chouvinista y totalmente acrítico con nuestro pasado, yo con ese estoy de frente. El problema es que aun entre nosotros (la gente supuestamente de izquierdas) no nos entendemos claramente en este tema, no hay un discurso que nos una con el que estemos plenamente identificados. Esa es otra tarea pendiente.

    Para terminar, les recuerdo las últimas palabras del representante de la OUA cuando se pasó por nuestro país a principios de los 80:

    “en Canarias no hay una situación colonial y tampoco hay negros”.

    Caso cerrado. Y los españoles felices y contentos.

    http://www.elpais.com/articulo/espana/CANARIAS/ESPAnA/MPAIAC/ORGANIZACIoN_PARA_LA_UNIDAD_AFRICANA_/OUA/UNIoN_AFRICANA/Edem/Kodjo/reafirma/cumbre/Nairobi/espanolidad/Canarias/elpepiesp/19810619elpepinac_13/Tes/

    Un abrazo.

  6. Muchas gracias a ambos por las visitas y, sobre todo, por hacerme reflexionar sobre un tema que reconozco que tenía algo abandonado. Pienso, en primer lugar, que si de lo que se trata es de contextualizar podemos estar de acuerdo en que el pensamiento de Franz Fanon y las elaboraciones teóricas del nacionalismo africanista de los sesenta acerca de la cuestión étnica o racial, están como mínimo algo descontextualizadas. A partir de ahí, ¿cómo enfrentarnos al problema de “lo aborigen” en la Canarias del siglo XXI? Creo que todos coincidimos en que es necesario integrar ese pasado en nuestro presente y futuro colectivo. A partir de ahí, yo soy partidario de no poner el peso de esa integración en una continuidad genética sino más bien en una experiencia común, la de habitar nuestras islas y asumir la responsabilidad que cada cual tiene con el pedazo de planeta que le tocó. Preservar el legado histórico, etnográfico, lingüístico, etc. me parece parte de esa responsabilidad pero no, como creo que se entiende a veces, un factor clave a la hora de diferenciarnos de “los otros”. Ya somos bastante diferentes sin necesidad de remontarnos a cinco siglos atrás. En definitiva, para mí integrar lo aborigen en nuestro presente y futuro colectivo pasa por un lado por despojarlo de toda visión romántica y acrítica y, por otro lado, por darle una dimensión política emancipatoria, para la cual la genética no sirve de demasiado. Abrazos.

  7. Me pregunto si la supervivencia genética implica que, si bien pudo haber aculturización, en todo caso no hubo genocidio; que era otro de los mitos melancólicos…

  8. Apasionante tema el que se habla aquí, desde luego. Apasionante desde el punto de vista antropológico e histórico. Apasionante desde el punto de vista de lo que podríamos llamar una “solidaridad hacia atrás”: como los pueblos canarios antiguos sufrieron la aplicación práctica del rodillo eurocentrista sobre sus cabezas y sus conciencias. Pero nada apasionante desde el punto de vista político. Coincido con lo que se ha dicho más arriba entre los vínculos entre una relación étnico-política y pensamientos como el de Sabino Arana y de Adolf Hitler.

    Tal y como yo lo veo, podemos hablar de cierta continuidad histórica, pero no de una premisa política.

    Un saludo para todos y gracias por sacudir mis neuronas tras el descanso agostiniano (y agustiniano).

  9. Perdón, donde dije “entre los vínculos” quise decir “sobre los vínculos”.

    Un saludo.

  10. Efectivamente, ¿cuántas veces no hemos oido eso de: “a los guanches los exterminaron y tú eres hijo de los conquistadores”?. Estas noticias sirven simple y llanamente pa’cerrar unas cuantas boquitas….

    Ahul!

  11. Coincido en líneas generales con lo que plantea Agustín. Gracias a todos por pasarse, nuevamente. Fófo, espero que te puedas pasar por el Blogs & Gofio en Madrid (leer entrada “Más sobre redes”) y echar unos garimbazos en compañía de paisanos. Ahul!

  12. Aqui hay un excelente artículo de Jonay Acosta de Ossinissa sobre el tema.
    http://www.elindependientedecanarias.com/?op=displaystory&story_id=25779&format=html

  13. Gracias, Gomero, por el artículo. No lo conocía. Un saludo.

  14. ¡Oiga!, todo lo que sea echarse garimbitas con coleguitas canrios siempre está bien….se hará lo que se pueda pa’asistir….

    Saluditos.

  15. Pues bastante que me alegro, a ver si somos unos cuantos,… De momento parece que se va imponiendo la opción “La Rama” en Malasaña, pero se admiten sugerencias,… Salud!

  16. Me alegra saberlo. Desde siempre, he notado en mi tierra que la parte vertebradora de todas nuestras tradiciones y costumbres es nuestro pasado aborigen, como si fuera el pegamento que le da cohesión a todo, y le canariza. En cuanto a lo del discurso emancipatorio que alguien nombró por ahí, se basa principalmente en que el Estado Central está muy lejos, y nosotros nos gobernamos mejor solos que con ellos. El jefe, cuanto más lejos, menos jefe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: