Más sobre genes

Hoy tenía previsto escribir sobre otros asuntos pero, sin embargo, el debate que se ha ido armando en torno a mi entrada “Genes”, me anima a retomar el tema en cuestión. Si han tenido la oportunidad de leer los comentarios a dicha entrada, se podría decir que, casi sin pretenderlo, toqué una fibra sensible al manifestar mi opinión sobre el asunto de la pervivencia genética de los aborígenes en la población canaria actual. Básicamente, mi línea de opinión consiste en, sin rebatir los argumentos científicos, apostar porque los discursos nacionalistas de izquierdas en las islas se construyan sobre otras bases distintas a la genética. Lo diré más claramente: defiendo que la(s) izquierda(s) nacionalista(s) canaria(s) apueste(n) claramente por construir Canarias desde el demos y no desde el etnos. Ésa es la perspectiva de democracia radical, disidente, crítica y alternativa que defiendo, que vaya del “aquí nacimos, aquí decidimos” al “aquí vivimos, aquí decidimos”. Una sociedad en la que actúen fuerzas políticas, sociales, culturales, intelectuales, etc. en esa dirección será una sociedad mejor preparada para emprender la tarea del autogobierno en un mundo interconectado como en el que vivimos. Anclarnos en esencialismos raciales no puede traer sino un alejamiento de la realidad de la sociedad canaria, abrir la puerta a conservadurismos de todo tipo y bloquear definitivamente la posibilidad de validar el/los discurso(s) nacionalista(s) canario(s) como una alternativa real al actual status quo en las islas. Así lo veo yo.  

Anuncios

~ por Josemi en Jueves 11 septiembre 08.

9 comentarios to “Más sobre genes”

  1. Buenas. Bastante de acuerdo contigo. Y felicitarles por el debate.
    Aunque como uno no sabe bien qué no es política, pues no está de más saber de donde venimos en general como pueblo, más allá de que uno haya nacido en Arguineguín, en Almendralejo o en París y viviendo en este país compartamos el “aquí vivimos, aquí decidimos”.
    No sé… como dice la canción de Taller: “es que en la escuela no me hablaron de ti”
    Saludos

  2. Totalmente de acuerdo. Lo que yo opino no está en absoluto en desacuerdo con la necesidad de que en general haya mucho más conocimiento sobre Canarias, las gentes que han habitado las islas en cualquier época histórica, seamos o no sus descendientes genéticos,… Integrar lo aborigen como proponía Manuel Alemán me parece fundamental en ese sentido. Y una escuela canaria es lo mínimo a lo que podemos aspirar. Gracias por pasarte, Siasmuchacho. Un saludo.

  3. Josemi, yo creo que aquí sí que tocaste una fibra muy muy sensible.
    Resumiendo: completamente de acuerdo en que el etnos no tiene cabida en política, así de claro.

    Sin embargo, creo que la noticia de la pervivencia de los genes indígenas es tremendamente importante, por lo que supone para el “ser canario”. Esa pervivencia siempre se ha negado, con los argumentos más peregrinos, y se ha abolido toda integración de aquella época histórica en nuestra historia. Por eso creo que esto es tan sensible, porque es un tabú que se desmorona, un asunto que nos interesa a todos porque nos afecta en el ser, pero del que no se ha podido hablar abiertamente sin que a uno lo califiquen de loco. De ahí esta efervescencia.
    nabraazo!!

  4. Pues también estoy de acuerdo, contigo, Iván. Es más, creo que afinas bastante más y mejor que yo en cuanto a la relevancia de esta noticia para eso que llamas “el ser canario” y en cuanto al tabú que se desmorona. Modestamente, pienso que hemos dado un pasito. Yo al menos así lo siento. Abrazos.

  5. Voy a lanzar unas preguntas que pueden tocar más fibras sensibles. Es referente al derecho de autodeterminación. Supongamos que la acumulación de fuerzas de la izquierda nacionalista, con sus diferentes variantes, es tal que se logra el reconocimiento de ese derecho. ¿Quienes votarían?. Más claro, ¿podrían votar los españoles ahora residentes en Canarias?. Podemos alejarnos un poquito para, quizás, verlo mejor. Es legítimo que voten los marroquíes en el reférendum del Sahara?. Ya sabiendo que el FP aceptó esto en su día.

    ¿Pueden votar en un referéndum los ciudadanos de un país que es responsable primario de la dependendencia del otro?.

    Por supuesto, un proceso de construcción nacional ideal es aquel que integre a todas las minorías nacionales en la nación canaria, vaya esto por delante aunque lo ponga al final, lograr un proyecto nacional en el que todos y todas los que vivan en el país, incluyendo aquellos y aquellas procedentes de España, pero, ¿es posible?.

    Pienso que la izquierda nacionalista o los nacionalistas de izquierdas tienen/tenemos mucho que reflexionar sobre estos temas.

    Un abrazo

  6. Lo que planteas, hoy por hoy, es un ejercicio de política ficticia pero puede valer para que cada cual exprese sus puntos de vista, sobre Canarias o cualquier otro país. En mi opinión, tendrían derecho a votar en ese hipotético referéndum todos los residentes en Canarias, ciudadanos de derecho, el cuerpo democrático canario compuesto por los residentes en las islas. Esto incluiría por supuesto a aquellos ciudadanos que, aun no habiendo nacido en las islas, hubieran vivido en ellas un “razonable” periodo de tiempo. En fin, que soy partidario en estas cuestiones de guiarnos por el ius soli antes que el ius sanguini. Las cosas así, yo no podría votar, aunque haría campaña, seguro, 😎 .

  7. No creo que sea política ficticia, es un escenario que, aunque ahora mismo lejano, no es imposible.

    Por otro lado ¿quien decidiría ese “razonable” período de tiempo?. Supongo que sería un acuerdo entre las partes.

    No estoy de acuerdo conque no podrías votar. Sería una curiosa contradicción jurídica que se diera así en un hipotético referéndum.

    En fin, personalmente espero que podamos debatir realmente sobre una situación así aunque sea con la dentadura postiza, ja, ja…

  8. Pues un acuerdo entre las partes, efectivamente, aunque normalmente a instancias de algún organismo internacional: recuérdese el caso del referéndum de Montenegro, posibilidad de referéndum contemplada en la constitución, más de un cincuenta por ciento de participación y más de un cincuenta y cinco por ciento de votos a favor.

    ¿Tiene alguien que no vive corrientemente en un territorio derecho a votar sobre los asuntos que afectan a ese territorio por el hecho de haber nacido en el mismo? De igual manera, ¿alguien que vive en un territorio corrientemente no tiene derecho a votar sobre los asuntos que afectan a ese territorio por el hecho de no haber nacido en el mismo?

    Aun a riesgo de contradecirme, estaría a favor de una respuesta “garantista” a ambas preguntas: resolver la primera de ellas como ya se hace de hecho en las elecciones estatales, autonómicas y municipales y los emigrantes canarios, al no haber renunciado a su nacionalidad; resolver la segunda de ellas con criterio de extensión de derechos y no de negación de los mismos, por lo cual, por supuesto que podrían votar.

    Yo también espero que debatir realmente sobre algo así más temprano que tarde,…

  9. Entonces podrían votar todos/as los que viven en Canarias, más los canarios/as que viven fuera, acordando un tiempo mínimo de residencia.

    El Frente Polisario, como dije, aceptó eso y Marruecos mostró su carácter antidemocrático, una vez más. De todas formas, hay mucho que construir para llegar a ese escenario, como hemos dicho, y más viendo la sentencia del TC sobre la consulta de Ibarretxe. A seguir bregando!.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: