Un cordón sanitario contra El Día

Hoy tenía pensado escribir algo sobre el hecho de que López Aguilar empiece a hablar casi abiertamente de la posibilidad de no presentarse a la Secretaría General de la sucursal canaria del PSOE pero, como temo que el asunto de marras aburra a más de uno, empezando por a mí mismo, finalmente, me decidí a escribir sobre la polémica a cuenta de las editoriales de El Día, que también tiene su jugo. Como ya he escrito en numerosas ocasiones, no me creo –nadie se cree- el independentismo de los editorialistas del rotativo tinerfeño. Sus constantes ataques a Gran Canaria y los grancanarios me producen una repulsión absoluta. No me puedo imaginar nada más alejado de cualquier ideal emancipatorio  que esa incontinencia verbal contra una de nuestras islas, basada exclusivamente en falsedades. Tampoco me parece menos grave un tema del que ya apenas se habla, el racismo y la xenofobia con que este periódico aborda cualquier noticia relacionada con la inmigración. Sin embargo, no dejo de constatar cómo la campaña publicitaria del periódico más leído de las islas le ha salido redonda. No hace sino incrementar las ventas. Y no dejo de constatar cómo a más de un columnista, más que los ataques a Gran Canaria, lo que le revienta es tanta entrevista a independentistas jóvenes y viejos, acostumbrados como están a vetarlos en sus medios. “Pero, ¿qué hace esa gentuza en los periódicos?”, pensará alguno. Está claro que en El Día -las cabezas pensantes de esta estrategia comercial- sólo buscan instrumentalizar a los dirigentes y activistas del independentismo canario, pero, aun así, hay determinados “todólogos” que no soportan que se hable de según qué temas. Además, puedo imaginar a más de un miembro de los Consejos de Administración de las empresas propietarias de medios impresos en las islas, preocupados por ver su cuota de mercado disminuida. Dicho esto, apena comprobar como la clase política, antes que servir como cordón sanitario frente a esta infección, ha contribuido a impulsar dicha campaña, en un momento en que el pleito insular parecía en horas bajas. ¡Qué bien les viene a algunos aparecer como próceres de Tamarán y de paso tratar de ocultar su inutilidad! ¡Qué bueno haber encontrado una cortina de humo para que nadie se fije en su errática gestión! Esperemos que a nadie se le ocurra organizar una manifestación “en defensa de Gran Canaria” o “de Tenerife”. No habría forma de detener la metástasis insularista. No se me ocurre qué fuerzas vivas serían capaces de aislar tal virus, con los partidos puestas sus miras exclusivamente en los votos. Sería como volver a los años del pleito universitario. Y Don Pepito frotándose las manos y haciendo caja.

Anuncios

~ por Josemi en Jueves 18 septiembre 08.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: