Ah, la Belgique!

Aunque este tema le correspondería tratar con más profundidad y conocimiento de causa a los amigos tamaimos de Canarias Posible, no he podido evitar abstraerme por un día de la actualidad canaria –o no- para saludar el comienzo de las negociaciones para la reforma del Estado belga. Ya lo hice anteriormente con motivo de mi visita a Bruselas este verano. Seguramente, en el Estado español las noticias acerca de dicho asunto serán tratadas a vuelapluma y casi siempre con el inconfundible sello antinacionalista tan políticamente correcto de nuestros días. El motivo es obvio: evitar que cunda el ejemplo tan sano de discutir abierta y democráticamente acerca de las formaciones estatales, los conflictos nacionales, etc. no sea que se vaya a extender la costumbre. Y sin embargo, es precisamente ese ejemplo, frente a otros, el que debe cundir: el ejemplo de sociedades que, habiendo alcanzado un grado de madurez envidiable, se sientan pacíficamente a tratar de resolver sus problemas e incluso votan estas cuestiones en referéndum, no anteponiendo –como sucede en el Estado español- una sacrosanta Constitución, corsé con el que ninguna demanda nacional puede. Pues eso, que cunda el ejemplo.

Anuncios

~ por Josemi en Jueves 9 octubre 08.

6 comentarios to “Ah, la Belgique!”

  1. Siempre me ha llamado la atención como tratan los medios de Madrid (mal llamados medios nacionales, o correctamente, hablando de la “nación española”, claro) asuntos como la consulta de Ibarretxe.

    Para todos la democracia es lo más importante, hasta que toca elegir entre democracia y lo que nos conviene o interesa. Entonces la democracia es ilegal.

    Como tú, chapó por los belgas que son capaces de hablar lo que haga falta. Sin diálogo, difícil tirar para adelante.

  2. Cada cual usa los términos según su conveniencia, lo cual incluye los grandes palabros como “democracia” o “nación”. A mi juicio, los belgas están demostrando por la vía de los hechos que, ante los problemas, innegables, tienen una calidad democrática que por aquí ni imaginamos. Cuídese.

  3. Sergio, yo iría incluso más allá, y es que los medios generalistas españoles también tratan de manera “particular” la situación belga. En los artículos de prensa españoles sobre la unidad de Bélgica siempre se oye el ruido de fondo de la unidad de España, de la “lucha” contra los nacionalismos separadores… En cierto modo y de manera indirecta casi se asimila una circunstancia con otra, lo he visto ya varias veces.

    Y sin embargo, nada que ver. En Bélgica ambas comunidades viven completamente de espaldas la una con la otra, hay problemas y disputas, francamente no se entienden ni sé si se quieren entender. Pero nadie acusa de nacionalista a nadie ni pone en entredicho la calidad democrática del otro, el debate (repito, difícil por momentos) se centra casi exclusivamente en aspectos pragmáticos, no en buenos y malos. Si al final se separa, Bélgica podría terminar dando un ejemplo muy incómodo para el nacionalismo españolista.
    Saludos!

  4. Aqui en Bélgica,existe otra comunidad y es la germanófona y que según sus habitantes,es la minoría mejor protegida de Europa ya que posee su propio parlamento,radiotelevisión……etc.
    No obstante,provincialmente está subordinada a la provincia de Lieja.Hace 30 años,en los colegios,sólo se impartian las clases en francés a pesar de que su población era y es germanófona.Volviendo a la actualidad decir que el primer ministro de esta comunidad fue nombrado como interlocutor por el rey,entre otros,para romper el impasse actual y la crsis suscitada por las reivindicaciones flamencas,que por supuesto,sólo tienen que ver con las aportaciones que hace esta comunidad a la caja central,puesto que,al ser la más rica(antes era la región valona)demanda vehementemente la mayoria de las competencias que actualmente sólo tiene el gobierno federal.En le peor de los casos,la región germanófona sería bienvenida en Luxemburgo ya que éste pequeño país,(el de mayor renta per capita del mundo)necesitaría en los próximos años incrementar su población a 700.000hab.para mantener su alto nivel de vida.Un cartero cobra alrededor de 1500 euros neto.Y ya paro de contar…

  5. Quizá esa involucración de la comunidad germanófona le dé frescura renovada a la negociación, que bien la necesita. Por cierto, como curiosidad hay otra minoría de la que a veces se dice que es la más protegida de Europa, y son los suedófonos de Finlandia.

    Para volver a Bélgica, lo que sí es difícil es seguir la situación desde los medios flamencos o francófonos únicamente, cada uno cuenta la historia según le va en la misa. Ni los flamencos son todos extremistas interesados sólo en su dinero, ni los valones son todos vagos corruptos incapaces de aprender neerlandés, como a veces se dice, aprovechándose de prejuicios mutuos. Esos prejuicios pesan mucho en la gente y es nefasto que algunos los alimenten.
    Esta semana me enteré de cuál es el salario mínimo interprofesional en Luxemburgo: 1700 euros mensuales. Casi nada.

    Un saludo, gomero!!

  6. Gracias, Gomero e Iván, por acercarnos la realidad de Bélgica. Me quedo con el hecho de que se pueda negociar y hablar de una manera relativamente abierta acerca de cuestiones que aquí son tabú. Y lo del sueldo mínimo,… ¡mi madre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: